Artículo 5 Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común

El artículo 5 Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común regula la intervención mediante representante en el procedimiento administrativo. De este modo podemos delegar en una persona con capacidad de obrar las actuaciones que debamos realizar en el seno de uno o varios procedimientos.

Redacción del artículo 5 Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas

Artículo 5. Representación.

1. Los interesados con capacidad de obrar podrán actuar por medio de representante, entendiéndose con éste las actuaciones administrativas, salvo manifestación expresa en contra del interesado.
2. Las personas físicas con capacidad de obrar y las personas jurídicas, siempre que ello esté previsto en sus Estatutos, podrán actuar en representación de otras ante las Administraciones Públicas.
3. Para formular solicitudes, presentar declaraciones responsables o comunicaciones, interponer recursos, desistir de acciones y renunciar a derechos en nombre de otra persona, deberá acreditarse la representación. Para los actos y gestiones de mero trámite se presumirá aquella representación.
4. La representación podrá acreditarse mediante cualquier medio válido en Derecho que deje constancia fidedigna de su existencia.
A estos efectos, se entenderá acreditada la representación realizada mediante apoderamiento apud acta efectuado por comparecencia personal o comparecencia electrónica en la correspondiente sede electrónica, o a través de la acreditación de su inscripción en el registro electrónico de apoderamientos de la Administración Pública competente.
5. El órgano competente para la tramitación del procedimiento deberá incorporar al expediente administrativo acreditación de la condición de representante y de los poderes que tiene reconocidos en dicho momento. El documento electrónico que acredite el resultado de la consulta al registro electrónico de apoderamientos correspondiente tendrá la condición de acreditación a estos efectos.
6. La falta o insuficiente acreditación de la representación no impedirá que se tenga por realizado el acto de que se trate, siempre que se aporte aquélla o se subsane el defecto dentro del plazo de diez días que deberá conceder al efecto el órgano administrativo, o de un plazo superior cuando las circunstancias del caso así lo requieran.
7. Las Administraciones Públicas podrán habilitar con carácter general o específico a personas físicas o jurídicas autorizadas para la realización de determinadas transacciones electrónicas en representación de los interesados. Dicha habilitación deberá especificar las condiciones y obligaciones a las que se comprometen los que así adquieran la condición de representantes, y determinará la presunción de validez de la representación salvo que la normativa de aplicación prevea otra cosa. Las Administraciones Públicas podrán requerir, en cualquier momento, la acreditación de dicha representación. No obstante, siempre podrá comparecer el interesado por sí mismo en el procedimiento.

Explicación del art. 5 Ley 39/2015

El artículo 5 Ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, regula la representación mediante representación en el procedimiento administrativo. Esta forma de actuar nos permite delegar en nuestro representante la participación en ciertos actos administrativos. Así, podremos autorizarle para:

  • Formular solicitudes.
  • Presentar declaraciones responsables o comunicaciones.
  • Interponer recursos.
  • Desistir de acciones y renunciar a derechos.
  • Realizar otros actos de trámite y gestiones. Este es el único caso en el que no se exigirá que el representante acredite su poder.

Los actos realizados por el representante quedarán registrados en el expediente. Además, la falta o insuficiencia de autorización puede ser subsanada en el plazo de 10 días.

Jurisprudencia en torno al art. 5 de la Ley 39/2015

[Estamos trabajando en ello]

Otros recursos relacionados con el artículo 5 Ley 39/2015